Hidalgo.- Tras la explosión de una toma clandestina en un ducto ubicado en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo,Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, lamentó esta explosión y giró instrucciones al director de Pemex y al titular de Sedena de controlar el fuego y atender a las víctimas.

Instantes después, llamó a todo el gobierno federal a prestar auxilio por esta situación.

Alfonso Durazo, titular de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, anunció la instalación del Comité Nacional de Emergencias, para atender oportunamente a la población afectada.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) activó el Plan DN-III por la explosión de este ducto en Hidalgo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here