Estados Unidos.-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que ve «altamente improbable» avanzar en un acuerdo para evitar una subida de aranceles al 25 por ciento a 200 mil millones de dólares en importaciones de China y apuntó que podría aplicar un impuesto del 10 por ciento a los productos de Apple procedentes del gigante asiático.

El mandatario realizó estas declaraciones en una entrevista publicada hoy en el diario The Wall Street Journal, pocos días antes de salir de viaje a Buenos Aires (Argentina), donde participará en la cumbre del G20 y en la que está previsto que sostenga una reunión bilateral con el presidente chino, Xi Jinping, para tratar de rebajar las tensiones comerciales.

Trump ha advertido que si no se llega a un acuerdo con Xi para la apertura de su mercado a las exportaciones estadunidenses, proseguirá con su presión comercial sobre la segunda economía mundial.

En septiembre, Estados Unidos impuso un arancel del 10 por ciento a 200 mil millones de dólares de importaciones chinas, y amenazó con gravar a 267 mil millones más.

«Si no logramos un acuerdo, entonces voy a poner también un arancel a los 267 mil adicionales» de ó 10 por ciento ó 25 por ciento, dijo al diario financiero.

China, en respuesta, ha criticado la agresiva política comercial de Estados Unidos «por sus dañinas consecuencias», y aplicado medidas recíprocas a más de 60 mil millones de dólares en importaciones estadunidenses.

Estados Unidos ha elevado el tono al acusar a China de diseñar sus aranceles de manera que afecten a productos procedentes de estados que votaron masivamente por el candidato republicano en los comicios presidenciales de 2016, con el supuesto objetivo de perjudicar a los legisladores republicanos en las pasadas elecciones legislativas del 6 de noviembre.

Asimismo, Trump explicó que no tendría objeción en gravar los productos del gigante informático Apple, como iPhones u ordenadores portátiles, producidos en China y vendidos en Estados Unidos.

«Puede ser. Puede ser. Depende de cuál sea la tasa. Quiero decir, puede ser del 10 por ciento y la gente lo podría soportar fácilmente», apuntó sobre la empresa con sede en Cupertino (California).

A las empresas que han expresado preocupación sobre esta creciente presión arancelaria, el mandatario ofreció una solución sencilla:

«Lo que les aconsejaría sería construir plantas en Estados Unidos y fabricar el producto aquí”.

Estados Unidos exportó a China en 2017 productos por valor de 130 mil millones de dólares, mientras que el gigante asiático exportó al mercado estadounidense 506 mil millones de dólares.

Con información de Excélsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here