Los Mochis, Sin.- La planta de fertilizantes de Gas y Petroquímica de Occidente es un proyecto estratégico para Sinaloa y para México, en virtud de que se trata de una inversión superior a los 100 mil millones de pesos, en el complejo industrial más importante del Pacífico Mexicano.
Julio César Silvas Inzunza, presidente de la Alianza para el Desarrollo y la Competitividad de las Empresas -ADESEM-. afirmó que Sinaloa y el país requiere de cada vez más inversión para consolidar el crecimiento de la economía, la generación de empleos y para garantizarle recursos al gobierno federal y estatal en materia de impuestos, para que se puedan seguir financiando los programas sociales que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Indicó que para aprovechar la visita del jefe del Ejecutivo a Sinaloa este viernes, le solicitarían que se realice cuanto antes la consulta ordenada por él, para que, de una vez por todas, se conozca el destino de la inversión privada más importante que se desarrolla en el estado.
Julio César Silvas, quien también es presidente ejecutivo de la Intercamaral en Sinaloa, explicó que con el proyecto de la planta de fertilizantes se beneficia no sólo al sector agrícola del estado, sino a varios sectores de la economía, la generación de empleos, el impulso al desarrollo, además de que favorece el crecimiento.
Por esa razón, insistió en que de una vez por todas el presidente debería anunciar la fecha para la realización de la consulta, que ésta se lleve a cabo, y que de una vez por todas se acabe con años de incertidumbre que ha acompañado a este proyecto.
El dirigente empresarial expuso que se trata de darle el sí a un proyecto por demás necesario en el país, ya que no existe en México producción de amoniaco, fertilizante esencial para el desarrollo de la agricultura.
No existe en operación ninguna planta que los produzca, por lo que instalarla en uno de los principales estados productores de alimentos significará lograr una eficiencia en costos para el sector agropecuario y, con ello, una mayor rentabilidad en el campo, que hará más competitivo al agricultor, no sólo de Sinaloa, sino de todo el país, porque habrá abasto oportuno de este insumo, que llegará a mejores precios al productor.
Precisó que las inversiones atraen más inversiones, por lo que de una vez por todas se debe destrabar la de la planta de fertilizantes, que provocará que la llegada de otras tantas, tanto nacionales como extranjeras.
El presidente de la Alianza para el Desarrollo y la Competitividad de las Empresas en Sinaloa consideró que no hay un solo empresario que no gane con la instalación de la planta de fertilizantes en el norte de Sinaloa, puesto que la derrama económica de este proyecto impactará a todos los sectores de la economía.
Pidió al presidente López Obrador se de certeza jurídica a la inversión, que se respete el estado de derecho y que las inversiones no dependan de consultas o encuestas.
Pero, aclaró que, si ya el jefe del Ejecutivo decidió que el destino de esta inversión se determine por una consulta, que ésta sea lo más pronto posible, para que, si se va a hacer, se inicie cuanto antes con la construcción, porque Sinaloa necesita de la inversión productiva para crecer.
Con ello, dijo Silvas Inzunza, se enviará una señal positiva a la inversión de que en México se respeta el estado de derecho y se brinda certeza jurídica a la inversión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here