Ciudad de México.- Sobre la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para que exfuncionarios no salten del servicio público a la iniciativa privada, para María Amparo Casar el problema, “es el conflicto de intereses”, que se quiere atacar con esa ley, la cual consideró poco especifica.

“Lo único que se nos ha informado hasta el momento es que tendrán que pasar 10 años para poder desempeñar un cargo, no sabemos a qué funcionarios en específico, ni en qué áreas se les va a prohibir desempeñarse en el cargo del sector privado que tenga relación con el cargo que ellos desempeñaron”.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio, dijo que es un tema difícil debido a que “puedes ser un funcionario del SAT o del Medio Ambiente y el conflicto de intereses puede ser transversal, entonces podríamos llegar a puestos en donde no se podría desempeñar prácticamente en ningún cargo del sector privado”.

Con información de Excélsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here