Culiacán, Sin.- La primera señal de autonomía de las comisiones de acceso a la información pública es su proximidad con el Poder Legislativo, que es el mejor refugio para instituciones de su naturaleza, aseguró Francisco Javier Acuña Llamas.

El presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, ofreció en el Congreso del Estado la Conferencia Magistral: “Órganos de Transparencia, Misión, Destino Institucional”.

Ante la presencia de diputados, encabezados por Graciela Domínguez Nava, presidenta de la Junta de Coordinación Política, académicos y funcionarios, resaltó que es importante garantizar tanto la autonomía de estos órganos como dotarles de suficiente presupuesto para su buen desempeño.

“La autonomía –dijo–es el modito de andar, sin estar recibiendo tirones ni instrucciones de ningún poder, pero especialmente para tener una distancia técnica del Ejecutivo, que es el responsable de la primer administración pública”.

Aclaró que la función de los organismos de acceso a la información pública es ayudar a la administración pública a que haga bien las cosas, no ser verdugos de funcionarios ni para ver cómo fastidian al gobierno.

“La transparencia es para encontrar dónde se hizo bolas el engrudo. Ayuda a ver cómo esta de errática la administración pública. En cada trámite hay situaciones que hacen que se dilate y que meta la mano quien no tenía que meterla; hay daños colaterales que tienen que ver también con fuentes de corrupción”.

Precisó que hay empresas que saben que se van a equivocar los funcionarios al ejercer el presupuesto, que no habrá licitaciones adecuadas, que se harán compras directas… “Es como corrupción para dar paso a quien vendrá a aclarar eso que se hizo mal”.

A final de cuentas, observó, si la administración púbica es coherente y consciente, eso se verá reflejado. Cuando se hace bien lo que se tiene que hacer bien, eso es lo que se refleja.

En lo que se refiere al tema presupuestal, observó que es precisamente el presupuesto lo que viene a ayudar a una institución, como las comisiones de acceso a la información.

Aquí observó que en el caso de Sinaloa, la Comisión de Acceso a la Información Pública ya tiene muchos años estancada presupuestalmente, además de que no se han tomado en cuenta los índices inflacionarios que se van registrando anualmente.

Tampoco, observó, se toma en cuenta que han aumentado los haberes de esta comisión.
Ante toda esta situación, dijo el riesgo es que no se tenga la capacidad de hacer bien el trabajo, y se incumpliría la meta democrática de Sinaloa”.

La democracia cuesta, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here