Turquía.- La policía turca sospecha que el cuerpo del periodista saudí Jamal Khashoggi fue quemado en un horno ‘tandoor‘ en el jardín del consulado, señala un comunicado citado por la agencia Anadolu.

De acuerdo con el documento compartido por el medio turco, oficiales hallaron en el edificio dos pozos de agua y el horno, que tiene la capacidad de alcanzar los mil grados de temperatura, suficiente para eliminar todo rastro de ADN.

Las indagaciones revelaron que el cuerpo del periodista fue descuartizado en las dependencias del consulado de Arabia Saudita en Estambul, aparentemente por un comando de agentes saudíes; sin embargo, no han aparecido los restos.

Se ha especulado que el cadáver fue llevado al exterior o disuelto en ácido, pero el descubrimiento de este horno para alimentos abre la posibilidad de que haya sido calcinado.

El informe policial señala que tras el homicidio, el equipo ejecutor encargó a un famoso restaurante 32 porciones de carne cruda.

“Se quiera o no, esto suscita unas cuantas preguntas. ¿Era asar carne en el horno parte del plan previamente concebido? Estas preguntas se aclararán. Las investigaciones aún no han dado resultado”, señala el informe.

El texto también señala que en el consulado se emplearon productos químicos para hacer desaparecer las posibles pruebas.

La policía también cita los comentarios del vigilante de la legación respecto a la prometida de Khashoggi, Hatice Cengiz, que esperaba a su prometido en la puerta del edificio y evalúa si tal vez también se había previsto asesinarla de una manera parecida.

Con información de EFE y López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here