Ciudad de México.-Autoridades ambientales federales manifestaron su preocupación en relación al impacto que pudieran tener las obras que el futuro presidente, Andrés Manuel López Obrador, planea construir.

Durante la presentación del libro “Parque Nacional Revillagigedo, refugio de gigantes”, el Procurador Federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, destacó que es tarea de los mexicanos vigilar que los proyectos del próximo gobierno no afecten el patrimonio nacional.

El funcionario consideró que si se busca convertir a México en un país verde, es necesario respetar los tratados internacionales de los que forma parte y mantener el talento con el que cuenta en esta materia.

“No es opción menospreciar los compromisos internacionales de México en cambio climático, ni tampoco podar talento, si el propósito, como todos deseamos, es convertir a México en un frondoso bosque y no en un desierto agónico.

Cuidemos todos que las obras que se anuncian no comprometan la riqueza de nuestro capital cultural, su protección, preservación y conservación es prioridad única, fundamental e impostergable”, puntualizó.

En el mismo tenor, José Sarukhán, presidente de la Comisión Nacional para el Conocimiento y el Uso de la Biodiversidad (Conabio), expuso que es fundamental que las decisiones para impulsar políticas públicas ambientales, así como de cualquier índole, sean tomadas con base en el conocimiento científico y autónomo de diversas instituciones.

“No puedo concebir a un país, bueno si puedo, les puedo nombrar media docena de ellos rápidamente, que pueda realmente tratar de beneficiar a sus ciudadanos, a su población, sin políticas basadas en conocimiento fuerte, real, que permite que sean las cosas de manera adecuada, sensata, durable”, indicó.

Entre los proyectos que pretende construir el gobierno electo se encuentra el Tren Maya, dos refinerías y el aeropuerto de Santa Lucía.

Con información de MVS Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here