El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, informó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), aprobó tres de los cuatro ensayos clínicos en puerta para probar tratamientos que ayuden a combatir el COVID-19.

En conferencia de prensa, explicó que el primero consiste en el uso de Remdesivir, un antiviral que hasta ahora ha sido poco utilizado en el mundo pero que, de acuerdo con investigaciones preliminares, podría combatir el nuevo coronavirus.

El segundo, señaló, se trata de un ensayo clínico controlado sobre el medicamento Tocilizumab, un anticuerpo monoclonal que bloquea uno de los mecanismos que produce la inflamación del tejido pulmonar.

Mientras que el tercer ensayo se basa en la hidroxicloroquina, un medicamento utilizado para tratar el paludismo y enfermedades reumáticas, y del cual existen evidencias preliminares de su posible potencial contra el COVID-19.

El último, añadió, es la cloroquina en combinación con un antibiótico de amplio uso llamado acitromicina.

López Gatell señaló que en todos los casos se tienen que garantizar que no será dañino para su uso en personas, por lo que existen estándares internaciones que cuidan la protección de los seres humanos y la calidad de investigación.

Remdesivir

Es un medicamento antiviral, un nuevo profármaco que pertenece al grupo de los análogos de nucleótidos.

Fue desarrollado como un tratamiento para la enfermedad del virus del Ébola y las infecciones causadas por el virus de Marburgo, aunque posteriormente también se descubrió que muestra una actividad antiviral razonable contra otro virus, entre ellos el virus sincitial respiratorio.

Tocilizumab

Es un anticuerpo monoclonal humanizado que se une al receptor celular de la interleucina-6. Esta interleucina juega un papel importante en la respuesta inmunitaria e interviene en el origen y evolución de varias enfermedades como, por ejemplo, las de tipo autoinmunitaria, el mieloma múltiple y el cáncer de próstata.

Hidroxicloroquina

Forma parte de una serie de medicamentos que fueron utilizados originalmente para prevenir y tratar la malaria, pero, en la actualidad, se utiliza para malestares como la artritis reumatoide, algunos síntomas de lupus y otras enfermedades autoinmunes. También ha sido empleado para prevenir y atender el paludismo.

Tratamiento para la malaria

Otro de los medicamentos que se podrían utilizar sería un fármaco llamado antipalúdico mefloquina, el cual se ha usado anteriormente para tratar la malaria.

El fármaco tiene una alta selectividad y bloquea el efecto citopático del coronavirus en el cultivo celular e inhibe su replicación, y el efecto inmunosupresor de la mefloquina previene la activación de la respuesta inflamatoria causada por el virus”, explicó un investigador de la Agencia Federal Médico Biológica de Rusia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here