Ciudad de México.- Rocío Nahle, secretaria de Energía, confirmó que el desabasto de gasolina en diferentes estados del país se debe a que se cerraron los ductos donde detectaron robo de combustible y pidió a la gente afectada una disculpa por las molestias causadas, reconociendo que quizás falló la logística y comunicación, lo que generó compras de pánico. 

En entrevista con Joaquín-López Dóriga en el espacio de Radio Fórmula, Rocío Nahle García recordó que desde el 27 de diciembre se anunció el plan para el combate de robo de hidrocarburos, pues se tiene un “problema muy complejo y hay que atacarlo”

Afirmó que las estrategias que se tomaron para combatir el ‘huachicoleo’ fue la “intervención de los ductos en los que hay múltiples tomas clandestinas”, las cuales señaló que en algunas el robo “funciona como un sistema de riego”. 

La segunda estrategia fue la “intervención en las propias instalaciones de las refinerías”, pues señaló que ahí también se cargan las pipas con combustible.

“Había un desorden bien organizado con facturas falsas y mal organizadas”, afirmando que el balance de los barriles de petróleo con el combustible obtenido, no ajustaba.

Dijo Nahle García que en un principio comenzó con una diferencia de 5 mil millones de pesos, luego 10 mil mdp, pasó 20 mil mdp, hasta llegar a 60 mil mdp el año pasado. “Por ello se hizo un plan nacional con la dirección de Petróleos Mexicanos”, precisó.

“Se cerraron los ductos donde se detectaron las tomas clandestinas”, dijo la titular de Energía afirmando que se tomaron precauciones, por lo que “no tuvimos grandes quejas en Monterrey, Veracruz, Yucatán. Tampoco en la Ciudad de México. Donde tuvimos la inconformidad por desbasto fue la zona del bajío. En esa zona es donde mayor indice de huachicol hemos detectado”, declaró.

Reconoció que hubo compras de pánico y “este tipo de operativos no son fáciles, pero sería una irresponsabilidad que sabiendo el problema no hiciéramos nada”, justificó Rocío Nahle.

“Pedimos una disculpa a la gente pero lo vamos a solucionar y a corto plazo va a ser mejor”, dijo la secretaria de Energía al señalar que sabían de antemano que no era una “situación normal”.

Denunció que en el panel donde se observa todos los ductos que tiene Pemex, los operadores veían que caía la presión, producto del robo de combustible, y no hacían nada. Por lo que ahora desde el momento que se detecte una anomalía se va a cerrar el ducto hasta que se solucione el problema.

Señaló que por lo tanto “va a ser un poco complicado salir a decir: hoy se cierra y mañana no”.

Reconoció Nahle García que “posiblemente a la hora del calculo no tuvimos la logística suficiente”pero afirmó que Pemex lo estuvo monitoreando y manifestando en todo momento.

“Ya se está normalizando el abasto, cualquier intento de robo o sabotaje vamos a actuar con la medida inmediata. Si detectamos, a la hora que sea, se va a cerrar la válvula, se va a identificar, se toman las medidas necesarias y luego se abre el ducto”, advirtió la titular de Energía.

“Poco a poco se va ir regularizando, le pedimos el apoyo de la gente porque tenemos que atacar este problema”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here