La política “Tolerancia Cero” aplicada a inicios de año en Estados Unidos separará por siempre a por lo menos 100 niños de sus padres migrantes.

Un informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos enviado al Congreso Federal, detalla que a varios meses de terminada la política impulsada por el presidente Donald Trump, unos 147 niños permanecen bajo custodia.

De tal cantidad, los padres de 30 menores han sido declarados “no elegibles” para reunificarse debido a sus antecedentes penales, aunque hayan sido por cargos menores.

El resto, 117, tienen padres que ya fueron deportados a sus países de origen, poniendo manos a la obra voluntarios y grupos civiles para tratar de encontrarlos en América Central.

De 106 padres hallados, siete ya pidieron que sus hijos les sean devueltos, en tanto que 99 renunciaron a sus derechos de reunificación “por temor a lo que los menores pudieran enfrentar en sus países de origen”.

Según el informe, el Gobierno de Estados Unidos ha gastado 80 millones de dólares para tratar de reunir a los niños separados de sus padres por autoridades de migración, pues cada caso cuesta 30 mil dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here