Toma de posesión Joe Biden

0
133

Por: Dr. Antonio González González…

Gratamente sorprendido por el discurso de toma de posesión del presidente de los Estados Unidos, hoy me permitiré citar parte de su contenido porque encontré ahí verdaderas intenciones de mejorar una nación. Escuché de boca de Jos Biden, expresiones que me dicen que ese país retomará el camino que perdió en los últimos años cuando su presidente manejó un permanente discurso de odio, de división, de enfrentamiento entre ciudadanos.

Joe Biden habló como quien de verdad ama a su patria, habló para sumar, para multiplicar esfuerzos, para construir bienestar y progreso.

Fue alentador y aleccionador, que lanzó un sólo ataque a su antecesor, dejo el pasado en el pasado y se manifestó dispuesto a mejorar el presente y edificar el futuro, lo que da cuenta que no se escudará en errores pasados, para justificar las deficiencias que encontrará en su presente.

Escuchar al hombre que dirige los destinos del país más poderoso del planeta, hablar de unidad, respeto, tolerancia, inclusión, es alentador, por lo que, como ya dije, cito algunas de sus expresiones:

Restaurar el alma y asegurar el futuro de Norteamérica exige mucho más que palabras. Exige la más alusiva de las cosas en una democracia: unidad.

Unidos podemos luchar contra todos los enemigos: enojo, resentimiento, odio, extremismo, ausencia de ley, violencia, enfermedad, desempleo y desesperanza.

Sin unidad no hay paz, sólo amargura y furia; No hay progreso, solo ira agotadora; No hay nación, solo caos.

Empecemos a escucharnos, a vernos unos a otros, a respetarnos unos a otros. La política no tiene que ser un anillo de fuego que destruya todo a su paso. Cualquier diferencia no tiene que ser causa de guerra total. Los desacuerdos no deben llevarnos a la desunión, hay verdades y mentiras dichas para ganar poder y ganancias.

La solución no está en competencias facciosas, en desconfiar de los que no se parecen a ti, que no piensan como tú o que no reciben las noticias de las mismas fuentes que tú.

Debemos terminar esta guerra incivilizada que enfrenta lo rojo contra el azul, lo rural contra lo urbano, conservadores contra liberales. Lo podemos hacer si abrimos nuestras almas en lugar de endurecer nuestros corazones. Si mostramos algo de humildad y tolerancia, si nos ponemos en los zapatos del otro”. Fin de las citas.

Excelente discurso, excelente mensaje de humildad, deseos de unidad y grandeza interior. Por el bien de los estadounidenses (que, en alguna medida, es el nuestro) por el bien del mundo, hago votos porque de verdad Joe Baiden sea fiel a su credo, restaure el alma de Norteamérica logrando la unidad del pueblo estadounidense, hoy lleno de frustración, odio y resentimiento.

Transpolando esas ideas a nuestra realidad, podríamos decir: restaurar el alma y asegurar el futuro de México exige mucho más que palabras. Exige la más alusiva de las cosas en una democracia: unidad.

Hago votos porque esas palabras calen hondo en nuestra patria.

Quien crea que una nación justa, equitativa y de progreso se construirá sobre las bases de la división, el odio, la insidia y la discriminación, morirá engañado. Nunca, en ningún momento de la historia, ni en ninguna parte del planeta ha sido así, el progreso, invariablemente va de la mano de la armonía, el respeto, la conjunción de ideas y la sinergia. Esforzarnos realmente por lograr la unidad de los mexicanos, es esforzarnos por edificar un mejor país.

Digamos si a la tolerancia, la convergencia de ideas, a la inclusión, al progreso, a la democracia verdadera.

Digamos si a la republica de hecho y derecho, digamos si a un México digno y unido.

Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here