Transición

0
42

Por: Oswaldo Villaseñor

Un día después de la renuncia a la dirección del IMSS y denuncia que hiciera Germán Martínez sobre las precarias condiciones en que se encuentra esta institución y las pretensiones del Gobierno Federal de recortar su presupuesto con lo que ello implica, comentamos que a nivel central se decía que había mucha incertidumbre entre el personal ante la llegada del nuevo director general Zoe Robledo.

Entre las acciones denunciadas a emprender, y que denunció Germán Martínez, está el despedir a una gran cantidad de personal y de paso desaparecer algunos departamentos.

Germán Martínez se opuso a lo que dijo va en detrimento del servicio que presta al IMSS a la gente y de paso puede poner en riesgo los programas que garantizan la salud y la vida de los mexicanos.

Pues bien, esa incertidumbre empieza a tomar forma no solo en el IMSS, sino también cobra sentido ya en otras instituciones del sector Salud como lo es el ISSSTE.

A nivel nacional ya se habla de probable despido de cuando menos 9 mil trabajadores de confianza o eventuales del ISSSTE de ahí que en algunos estados los trabajadores ya estén saliendo a las calles a manifestarse en contra de esta medida.

Aquí en Sinaloa la protesta y manifestación de los trabajadores se dio apenas el pasado martes, pero a nivel nacional se vienen presentando día a día en diferentes estados.

Lo cierto es que con esta medida de adelgazamiento del Gobierno y el despedido masivo de gente, crecen y crecen las protestas en contra de las decisiones que viene tomando el Gobierno Federal.

¿Es necesario adelgazar la burocracia gubernamental?. Sí, pero la forma como se viene haciendo y donde se viene haciendo es lo que inquieta y molesta a la gente.

Yes que mientras López Obrador despedirá 9 mil empleados del ISSSTE y ordena un programa de retiro voluntario en el IMSS, por otro lado se anuncia la creación de la oficina de la presidencia para el impulso del béisbol a la cual se le asignan 3 mil millones de pesos de presupuesto.

En fin, tal parece que en la cuarta transformación las prioridades han cambiado. Se recorta presupuesto al campo pero se anuncia la construcción del tren maya.

Se recorta presupuesto a salud pero se anuncia la construcción de la refinería de dos bocas.

Se recorta presupuesto a programas sociales como las guarderías, apoyos a mujeres víctimas de la violencia familiar entre otros muchos más, pero se anuncia el pago a los bonos para poder cancelar la obra del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, solo por poner ejemplos.

En fin, esto es parte de la Cuarta Transformación.

Veremos si las cuentas salen y el cambio es el esperado.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Lo comentamos meses atrás, durante la última visita que hizo a Sinaloa el presidente Andrés Manuel López Obrador y se reunió con la nomenclatura empresarial local.

La planta de Fertilizantes de Topolobampo va porque el presidente ahí la avaló.

Solo pidió cambiar algunas reglas del juego entre ellos que los socios impulsen algunos programas de desarrollo social en las comunidades de la región donde estará ubicada dicha planta.

Pues bien, ayer el presidente ya habló de la planta y la contempla como uno de sus proyectos estratégicos a impulsar por su gobierno para atender la gran demanda que existe de amoniaco en el país.

O sea que la planta va porque va y porque ya tiene la bendición del presidente López Obrador.

OTRO PASITO.-El gobernador del Estado Quirino Ordaz estará en el Valle del Carrizo para cumplir una promesa de campaña.

En campaña se comprometió con los líderes de la región que ya que ganara la gubernatura iba a regresar a festejar con ellos y él pondría un gran ceviche.

Ese día llegó y no lleva más agenda, más que el convivir con los líderes naturales del Valle del Carrizo.

Antes el Gobernador estará en el municipio de Guasave donde encabezará junto a la alcaldesa Aurelia Leal, las jornadas de apoyo Puro Sinaloa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here