Ciudad de México.- En México, el 63% de las personas considera que el ofrecimiento de beneficios económicos es uno de los factores que puede influir al momento de aceptar una nueva oferta de trabajo, lo que pone en clara desventaja a las pequeñas y medianas empresas que no otorguen este tipo de incentivos.
No obstante, existen factores que ayudarían a las pymes a ser más atractivas como destino de trabajo, pues más allá de la remuneración hay otros aspectos como la flexibilidad en la cultura laboral, paquetes de beneficios o programas de formación que podrían compensar las expectativas de los colaboradores o de quienes buscan nuevas oportunidades.
Una encuesta realizada recientemente por Page Group encontró que incentivos como un programa de capacitación o un plan de desarrollo, así como beneficios no salariales como más días libres, entrenamientos o flexibilidad, hubieran mantenido a los colaboradores en su empleo anterior.
En este sentido los esquemas de administración de personal más flexibles, por contar con plantillas con menor número de personal, podría representar el gran atractivo de las pymes para atraer y retener el talento que requieren para crecer, pues pueden adoptar prácticas que a los grandes centros de trabajo les llevaría años implementar.
Es por ello que Sodexo Beneficios e Incentivos México presenta tres estrategias que este tipo de negocios puede adoptar para mantener a los mejores elementos en sus equipos, aun sin contar con presupuestos para altos salarios.
Flexibilidad laboral
En ocasiones las pequeñas empresas no cuentan con un paquete de prestaciones como tal, sino que resuelven las necesidades de sus colaboradores en la medida que se presentan y que se traducen en beneficios no salariales.
Si estos beneficios se institucionalizan como un paquete personalizado de prestaciones, se brinda certeza al colaborador de que contará con ello cuando lo necesite. Apoyos como tiempo para resolver asuntos personales o del hogar, premisos por maternidad/paternidad, así como la opción de hacer home office, son ejemplos que ayudan a fomentar un mayor compromiso del colaborador.
Incremento del poder adquisitivo
Una forma de hacerlo es a través de premios y bonos operados a través de herramientas como monederos electrónicos que, incluso, brindan beneficios fiscales para las empresas. Este tipo de acciones también ayudan a impulsar al equipo de ventas, además de propiciar mejoras en la operación y, por lo tanto, generar ahorros y una mayor eficiencia.
Si se contempla dentro del presupuesto anual, las empresas logran tener bajo control sus finanzas.
Plan de desarrollo
No es necesario ser una empresa con miles de empleados para contar con planes de desarrollo por tipo de puesto. Dichos planes son un manual en el que se establece de manera clara los medios y procedimiento para que un elemento logre, por ejemplo, crecer a través de diferentes puestos de trabajo.
La ventaja de las pymes es que, por contar con organigramas compactos y horizontales, el desarrollo de dicha rutas es claro, y al presentarlas a su personal les brindan certeza sobre sus posibilidades de crecimiento.
Diversos estudios a nivel global señalan que desde hace más de 10 años existe una gran escasez de talento para cubrir posiciones clave de una empresa en cualquier nivel; para este 2021 se espera que esa crisis se agudice. Al ser el talento el factor clave para el éxito de las empresas, hoy más que nunca los empleadores necesitarán mayor compromiso de sus colaboradores ante los nuevos esquemas de trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here