Donald Trump criticó una “caza de brujas” en el caso contra su exabogado Michael Cohen.

En su habitual publicación de tuits, el presidente de Estados Unidos indicó que fue hasta después de que el FBI actuara de manera ilegal para conformar un caso contra su exempleado, este se convirtió en una “rata”.

Recuerden, Michael Cohen solo se convirtió en una “rata” después de que el FBI hizo algo que era absolutamente impensable y hasta que la caza de brujas se inició ilegalmente. ¡Irrumpió en la oficina de un abogado! ¿Por qué no entraron al DNC (Comité Nacional Demócrata) para obtener el servidor o a la oficina de Crooked?

El pasado jueves, Trump aseguró que nunca le pidió hacer algo ilegal a Cohen y que si lo contrató fue en recompensa de un favor que este le hizo hace varios años.

“Pensé que era una persona agradable, simpatizante. Me gustó, era un abogado y fue por eso que lo hice (contratarlo)”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here