Bolivia.- Tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia, el escenario político y social del país sudamericano se ha vuelto confuso, convulso y lleno de incertidumbre, aseguró Daniel Zovatto, analista político, quien afirmó que la única salida a esta crisis debe ser por la vía democrática, constitucional, pacífica y electoral.

El politólogo y jurista abrió la conversación en Twitter al afirmar que la crisis en Bolivia sigue abierta y llena de interrogantes, con cinco puntos a considerar.

En primer orden, la renuncia formal de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia aún no ha sido ni presentada ni conocida por la Asamblea Legislativa Plurinacional como lo prescribe el Artículo 170 de la Constitución Política del Estado, en lo relativo a la composición y atribuciones del Ejecutivo Federal.

Un segundo punto a tomar en cuenta en la crisis boliviana es el vacío de poder tras los incidentes del pasado domingo en Bolivia.

“Mientras no se acepte la renuncia de Evo este sigue (formalmente) siéndolo”, señaló.

Afirmó el experto en democratización, elecciones y gobernabilidad que Bolivia y sus órganos competentes deben designar un nuevo presidente interino, que en estas circunstancias, le tocaría a la presidencia del Senado según la línea sucesora que establece el Artículo 169 de la Constitución.

El director regional de IDEA Internacional afirmó que las nuevas autoridades,  quienes quedarán a cargo del país tras la renuncia de Evo Morales, deben restablecer el orden, mismo que catalogó como “convulso”.

Además, deben ejercer el gobierno de manera transitoria hasta que asuman las nuevas autoridades electas, designar un nuevo Tribunal Supremo Electoral y un nuevo calendario electoral;

“No está claro aún quiénes encabezarán las fórmulas presidenciales y las candidaturas para la Asamblea Legislativa Plurinacional del Movimiento Al Socialismo (MAS) y quiénes serán los candidatos del lado del oficialismo”, añadió el Dr. Zovatto.

Recordó que la noche del domingo continuaron los saqueos, los ataques y las movilizaciones tanto de seguidores de Evo Morales, como de la oposición.

En ese sentido, el analista afirmó que no está claro la posición de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Bolivia frente a los hechos de violencia ni de quién reciben órdenes frente al actual vacío de poder.

“Estamos ante una crisis en desarrollo, caracterizada por una situación convulsa, con vacío de poder, muy confusa y con alto nivel de incertidumbre sobre cuestiones claves. Las próximas horas y días son críticos”, agregó.

Consideró importante, para aliviar la crisis, establecer el dialogo y un acuerdo político de acuerdo con los canales constitucionales.

“Debe prevalecer la cordura y la moderación, y evitar las posiciones extremas, los revanchismos y la cacería de brujas”, afirmó.

Además, se debe facilitar y apoyar una salida pacífica, institucional y electoral que garantice un nuevo proceso electoral, organizado por un nuevo Tribunal Supremo Electoral, que garantice el ejercicio del voto libre y que provea a las nuevas autoridades electas de una legitimidad de origen incuestionable.

“La salida a esta crisis debe ser democrática, constitucional, pacífica y electoral”, concluyó.

Con información de López-Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here